El 2 de mayo de 1519, a los 67 años, Leonardo da Vinci moría en la mansión de Clos Lucé en el valle del Loira, donde había pasado sus últimos años después de sentirse poco valorado en su país natal. A su lado estaban su gran discípulo, Francesco Melzi, y seguramente también el rey francés Francisco I, su último mecenas. Hoy se cumplen 500 años de esta fecha y, como entonces, Italia Francia se disputan el legado de una figura universal.

Las celebraciones de Leonardo no han sido una excepción. Italia ha decidido enzarzarse en una cruzada contra el Louvre por los ambiciosos planes del museo parisino para las conmemoraciones, una gran exposición con la mayor parte de la obra pictórica del genio florentino que tendrá lugar en otoño. La subsecretaria del Ministerio de Bienes Culturales y Turismo italiano, Lucia Borgonzoni, de la Liga, decidió que el acuerdo que había estipulado la anterior administración para ceder todos los cuadros de Leonardo que se exponen en los museos del país era una vergüenza, así que optó por tirarse para atrás y a día de hoy no está claro que vayan a viajar. “Aunque muriera en Francia, Leonardo es un genio italiano, y no vamos a regalarles todo a cambio de nada. Por algo se llamaba Leonardo, no Leonardò como le llaman ellos”, dijo entonces Borgonzoni pronunciando en francés.

Harto de la competencia de artistas mucho más jóvenes como Miguel Ángel y Rafael, estrellas en alza en Italia, Leonardo decidió aceptar con la edad de 64 años la invitación del joven Francisco I, que le puso un sueldo muy generoso a cambio de convertirlo en “el primer pintor, ingeniero y arquitecto del rey”. Da Vinci llegó a Francia en 1516 y se instaló en la mansión de Clos Lucé, que hoy es un museo dedicado al genio, muy cerca del castillo de Amboise en que Francisco había pasado parte de su infancia. En esa época, el rey tenía sólo 23 años, pero su madre, Luisa de Saboya, ya sabía que Leonardo permitiría florecer a su hijo, que terminó fascinado por todos sus conocimientos científicos. Como él mismo pidió al rey, la tumba de Leonardo se encuentra en la capilla del castillo, un centro de peregrinación de los devotos del artista.

 

Más info en el link > https://www.lavanguardia.com/cultura/20190502/461991748295/exposicion-v-centenario-muerte-leonardo-da-vinci-francia-italia-louvre.html